Aceites Esenciales

Los aceites esenciales son obtenidos seleccionando lo mejor de cada planta y el mejor método de extracción. Estos aceites esenciales poseen características distintivas y un aroma único. El Aceite esencial de Lavanda y el Aceite Absoluto de Jazmín son obtenidos de las flores por destilación al vapor.
Los aceites esenciales son sustancias que se encuentran en diferentes tejidos vegetales. Los antiguos alquimistas los llamaban “alma de las plantas”, pues contienen numerosos compuestos químicos naturales, procedentes de la planta de la que se extraen, que podemos utilizar como remedio casero en numerosas situaciones.
Un aceite esencial o aceite etéreo refiere a metabolits secundarios de las plantas lipofílicas y altamente volátiles alcanzando una masa por debajo de su peso molecular de 300, que se puede separar físicamente de otros componentes de la planta o tejido membranoso (Protzen​; Grassmann and Elstner; Schmidt; Sell​). Según lo definido por la Organización Internacional de Normalización, el término “aceite esencial” está reservado para un “producto obtenido a partir de materia prima vegetal, ya sea por destilación con agua o vapor, o desde el epicarpio de los cítricos mediante un proceso mecánico, o por destilación seca” (ISO 9235,1997), es decir, únicamente por medios físicos. Por consiguiente, los aceites esenciales más disponibles en el mercado se obtienen por hidrodestilación.
Se trata de productos químicos intensamente aromáticos, no grasos, volátiles y ligeros (poco densos). Son insolubles en agua, levemente solubles en ácido acético y solubles en alcohol, grasas, ceras y aceites vegetales. Se oxidan por exposición al aire.
Los aceites esenciales, poderosos concentrados de energía vegetal, son un auténtico elixir de bienestar. Su uso aporta tranquilidad y equilibro gracias a su aroma, al tiempo que sus propiedades purifican e hidratan la piel, despertando su resplandor natural
Otros aceites esenciales: Pomelo, Anís Verde, Bergamota, Hinojo, Limón, Naranja. Hojas: Romero, Menta, Geranio, Pachulí, Estragón, Árbol de té, Lemongrass, Critronela, Salvia, Melisa y Geranio. Flores: Manzanilla, Mejorana, Ylang-Ylang, Jazmín, Rosas, Lavanda, Orégano, Tomillo y Clavo de Olor

 

 

Pin It on Pinterest